Michos

Michos
Hero

lunes, 18 de agosto de 2008

Y más bricolaje!!

Aquí os muestro la ñapa que he hecho en la pared de la escalera, donde la humedad sale una y otra vez, mientras yo pinto y repinto constantemente.

Ahora, la escalera, es el lugar donde están los comederos y bebederos de los michillos, pero me molesta muchísimo que de vez en cuando caiga algún trocito de pintura y pueda caer dentro de sus comederos.

Así que me he atrevido a forrarla de piedra caravista (gracias por la idea Rose ;-) )

Coste total, 20 euros, y 2 horas de trabajo (sin contar limpieza posterior).

Aquí podeis ver cómo estaba la pared hace unas horas:


Con una rasqueta y muy poco esfuerzo, ha saltado la pintura completamente:

Una buena proporción de cemento blanco y arena (1:2) y agua la que admita y a gusto del espesor del consumidor:

Y empezamos el invento (si, me he puesto perdida!! xDDD):

Colocamos masa tras la piedra-vista, y pegamos a la pared, con el mango damos unos golpecitos para que se fije la piedra.

Una vez acabado, rellenamos las juntas que nos queden con la masa, y con una esponja mojada, la pasamos por ellas, para que las juntas nos queden más alineadas y uniformes. Se queda una guarrada, pero servidora no es más que una principiante:


Una vez acabado, pasamos un cepillo de cerdas de plástico por entre las juntas para dejarlas más hundidas que la piedra, y para quitar restos o piedrecitas que puedan quedar en el cemento de la junta:


Ya va tomando forma:


Luego, procedemos a limpiar las piedras si os quedan tan sucias como a mi (ups!):


Para el cemento que haya podido salpicar al suelo, lo mejor, estopa de pita, con pasarla sobre el cemento seco del suelo, sale perfectamente y sin rayar:


Bien, pues parece que necesita más limpieza a fondo, así que mañana ya bien seco el cemento procederé a una limpieza de la piedra más exahustiva xDDDDD.

De momento mis niños ya pueden comer y beber tranquilamente, sin riesgo alguno que les caiga nada dentro ;-)

Hasta pronto!

No hay comentarios: